FOTODEPILACIÓN Y DEPILACIÓN LASER

Posted on 5 de noviembre de 2014

0


La fotodepilación puede considerarse como una de las técnicas más revolucionarias en el ámbito de la estética. Su descubrimiento como depilador fue casual, en su uso para eliminar tatuajes se comprobó que la zona en la que incidía el láser quedaba depilada. La luz emitida por el láser tiene gran apetencia por la melanina (pigmento que da color al pelo, piel..) y, por un fenómeno de termólisis (aplicación de calor), el pelo se destruye.

La efectividad y seguridad demostradas después de una amplia experiencia a nivel mundial, ha confirmado un lugar dominante como método de depilación para un elevado porcentaje de hombres y especialmente para las mujeres.

Las características técnicas de los láseres y los aparatos de luz pulsada (IPL) utilizados en depilación pueden ser diferentes, su grado de efectividad al igual que sus riesgos deben ser comparados, por lo que la indicación del tipo de láser o IPL a utilizar debe ser realizada por el profesional del centro de acuerdo a variables como el fototipo cutáneo, tipo de pelo, región a depilar, etc.

Tanto el láser como la  luz pulsada (fotodepilación), se basan en  la emisión de luz, pero no todos alcanzan el folículo piloso con energía suficiente para quemar las células que producen el pelo. Los resultados óptimos de unos y otros dependen de la absorción por parte de la melanina y de una mayor o menor penetración de la luz en la piel

HAB39

Los riesgos externos principales vendrían dados por una exposición solar antes y después del tratamiento y por el consumo de medicamentos fotoalérgicos. Por eso, lo más importante antes de someterse a estos tratamientos es que el consumidor obtenga la información adecuada por parte de los profesionales que le van a atender.

Exija siempre un test de prueba para ver la respuesta de su piel a la fotodepilación y la efectividad de la sesión, no basta con comprar un bono de sesiones más o menos económico cuya efectividad es cuando menos cuestionable.

Además, los centros que brindan estos servicios deberían cumplir con unos requisitos mínimos técnicos, higiénicos y de seguridad de los equipos y establecimientos, así como de formación del personal. Si el establecimiento ofrece depilación láser realizada por o bajo la supervisión de personal sanitario, se trataría de un centro sanitario y tiene que tener autorización de funcionamiento de la Consejería de Sanidad. Si el centro no es sanitario, no puede publicitar ni utilizar en su documentación términos médico-sanitarios que puedan inducir a error.

Es muy importante evitar centros no autorizados, que en la mayoría de los casos no cumplen con las expectativas creadas en muchos casos por una publicidad engañosa y lo que es peor pueden poner en peligro nuestra salud.

Anuncios
Posted in: Especialidades